El ex secretario de Obras Públicas José López, fue detenido en un monasterio de la provincia de Buenos Aires cuando intentaba esconder varios millones de dólares en efectivo.

Las autoridades dijeron que la policía recibió una llamada de un vecino que dijo haber visto en la madrugada del martes a un hombre lanzando unas bolsas por encima del muro del monasterio Nuestra Señora de Fátima, ubicado en la localidad General Rodríguez.

José López fue la mano derecha del exministro de Obras Públicas Julio De Vido, quien es uno de los funcionarios del gobierno de Cristina Fernández que está siendo investigado por presuntas irregularidades durante su administración.

El ex número 2 de Julio De Vido pasó la noche vigilado en todo momento por dos policías, sin armas en su poder, “deprimido” y casi sin poder dormir.

Fuentes policiales aseguran que López pasó “una noche tranquila”, pero casi sin dormir, en la departamental de Moreno, donde fue alojado tras su detención.