El Ministerio del Interior ha anunciado este martes que la policía española ha detenido a dos hombres sospechosos de ser piezas clave en la propaganda y el reclutamiento del Estado Islámico.

En un comunicado, el Ministerio dijo que los dos hombres detenidos en Gijón y San Sebastián, en el norte de España, presuntamente se dedicaban a difundir su ideología online y estaban intentando reclutar nuevos miembros. El hombre de Gijón supuestamente registró su promesa al Califato y a Abu Bakr al-Baghdadi en las redes sociales y pidió a todos sus seguidores que se unieran a él. Según han dicho las fuentes policiales, se dedicaba a enviar mensajes desde su casa donde habría creado una elaborada web para difundir dicha ideología. Por otra parte, el hombre detenido en San Sebastián, además de trabajar online, se cree que podría tener estrechos vínculos con los yihadistas radicales del País Vasco. Esto supuestamente aumentó su capacidad para reclutar y radicalizar a las personas, concretamente aquellas más susceptibles a la exclusión social. La detención de los dos hombres significa la neutralización de dos presuntos miembros en activo clave para la propaganda del grupo.

Desde junio de 2015, España ha estado en el segundo nivel de alerta terrorista más alto y las fuerzas de seguridad han detenido a 120 presuntos yihadistas en territorio español.