Un avión con destino a Japón volvió a Hawaii debido a un pasajero violento que quería hacer yoga en lugar de sentarse en su asiento, dijo el FBI.

El piloto de un avión de United Airlines desde Honolulu a Narita en Japón devolvió el avión, después de escuchar que Hyongtae Pae estaba gritando a los miembros de la tripulación y empujando a su esposa, dijo el FBI en una denuncia penal.

Pae no quería sentarse en su asiento durante el servicio de comida, así que fue a la parte trasera del avión para hacer yoga y meditar. Se enojó cuando su esposa y auxiliares de vuelo le dijeron que volviera a su lugar. “Pae empujó a su esposa porque ella estaba tratando que dejara de hacerlo”, dice la demanda. “Él sentía que estaba del lado de la tripulación de vuelo.”