El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha dimitido esta domingo mediante un comunicado en televisión Con este gesto, el ya ex-primer ministro intenta combatir la crisis política que azota al país, por el aumento de los casos de corrupción y la falta de reformas en el país

Al dimitir, ha abierto la posibilidad de poder remodelar el gobierno sin necesidad de convocar unas nuevas elecciones. El frente popular, partido al que pertenece Yatseniuk, seguirá gobernando en coalición con el Bloque Petró Poroshenko, con lo que se garantiza la elección de un nuevo primer ministro perteneciente al partido.

La dimisión se formalizara en el parlamento esta semana, y se espera que el primer ministro sea sustituido por Vladimir Groisman, antiguo viceprimer ministro. Ademas de la crisis económica que afecta el país y la corrupción endémica, el país también se enfrenta a un conflicto militar con Rusia, desde que este anexionara la península de Crimea a su territorio en 2011.

El primer ministro cesante, ha declarado que su partido pondrá en marcha una nueva legislación electoral, la reforma de la constitución y intentar el ingreso de Ucrania en la OTAN y la UE.