El primer ministro italiano, Matteo Renzi, anunció que dimitirá en las próximas horas tras el resultado del referendo en Italia sobre una reforma constitucional. Al hablar tras el proceso electoral Renzi dijo que presentará su renucia el lunes al presidente de la República, Sergio Mattarella.

“Quería recortar escaños pero no lo he logrado. La silla que cae es la mía” dijo Renzi tras cumplir casi tres años como primer ministro, toda una hazaña en la política italiana. “Esta reforma era la que habíamos llevado al voto, no hemos sido convincentes, lo siento, pero nos marchamos sin remordimientos”, dijo Renzi pasada la medianoche.

El fracaso del primer ministro italiano llegó pocas horas después de que en Austria la victoria del ecologista Alexander Van der Bellen en las elecciones presidenciales acabó conla ambición de la ultraderecha de ese país, al menos por el momento.

Los primeros sondeos a pie de urna indicaban que el “no” vencía por un margen de casi diez puntos a la opción del “sí” del primer ministro. Renzi tenía la intención de reducir el número de parlamentarios y otros puestos oficiales en Italia.

Las agencias de noticias señalan que la reforma constitucional propiciada por Renzi conllevaba entre otras medidas acabar con la función legislativa del Senado.

Poco tiempo después del anuncio de su dimisión el líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Beppe Grillo, que aspira al Gobierno en Roma, no tardó en reclamar elecciones generales.