Los políticos volverán a Westminster en la tarde de este lunes para rendir homenaje a la diputada Jo Cox, quien fue asesinada en su circunscripción de West Yorkshire el jueves.

Los parlamentarios, que habían estado en receso para el referéndum de la Unión Europea, han sido convocados para recordar a Cox, de 41 años.

Thomas Mair, el hombre con vínculos nenazis, quien está acusado de matar a Cox, se presentará en la corte más tarde.

Se ha sugerido que los parlamentarios de diferentes partidos puedan sentarse juntos como un símbolo de unidad frente a lo que se considera un crimen de odio.