Al menos 31 personas murieron y otras 70 resultaron heridas este jueves en dos atentados con coche bomba en diferentes lugares de Bagdad. El ISIS reivindicó ambos ataques.

Los ataques se produjeron en plena ofensiva de las fuerzas iraquíes para desalojar a miembros del autodenominado Estado Islámico (ISIS).

Uno de los automóviles cargados de explosivos estalló en una calle comercial de Bagdad causando la muerte de al menos 15 personas y 50 resultaron heridas.

El segundo coche bomba tenía como objetivo un puesto de control del Ejercito en Taji, en el norte de Bagdad y ha matado a siete soldados y ha herido a más de 20.