El precandidato por el partido Republicano, Donald Trump, dijo que las mujeres que tienen abortos ilegales deben recibir algún tipo de castigo.

El favorito para hacerse con la candidatura indicó que “tiene que haber alguna forma de castigo”.

En una entrevista de 1999, Trump se describió a sí mismo como “pro-elección en todos los aspectos”, y también dijo que no estaría de acuerdo con “prohibir el aborto” si alguna vez era elegido presidente. Pero su posición como candidato presidencial ha cambiado.

Los comentarios generaron indignación  en las redes sociales y poco después Trump trató de aclarar su posición en un comunicado diciendo que esa decisión debía corresponder a los estados.