El estudio de dos arquitectos mexicanos ganó recientemente el premio anual del MoMA de Nueva York de nueva arquitectura. Este galardón se entrega a los proyectos de nuevos profesionales que presenten propuestas novedosas y creativas sobre un espacio preexistente. En este caso, se trata del patio PS1 del museo neoyorkino.

La iniciativa de Lazbent Pavel Escobedo y de Andrés Soliz se llama Weawing the Courtyard (Tejiendo el patio). El proyecto de Escobedo Soliz Studio tejerá sobre este patio exterior del MoMA cordajes de colores que evocarán a los patios de juegos infantiles.

En el concurso participaron 17 propuestas, el proyecto se iniciará el próximo verano y permanecerá durante un año en el museo de arte moderno.