Este viernes dos minutos de silencio han recorrido el Reino Unido para recordar los muertos de guerra durante el Día del Armisticio.

Los británicos se reunieron en los monumentos de guerra, oficinas, colegios y lugares públicos durante dos minutos para guardar estos minutos de silencio, que conmemoran el momento en que las armas se detuvieron el 11 de noviembre de 1918, anunciando el fin de la Primera Guerra Mundial.

Cientos de personas acudieron al evento Silence in the Square de la Royal British Legion, celebrado en Trafalgar Square, donde se colocaron amapolas en las fuentes y hubo varios artistas que interpretaron distintas canciones, entre ellos, Russell Watson.

En el Cenotafio tuvo lugar otro homenaje, donde la cantante Cerys Matthews, leyó el poema de Ewart Alan Mackintosh, In Memorian.