Ecuador anunció que ha cortado temporalmente el acceso a Internet a Julian Assange, el fundador del portal de denuncia WikiLeaks, por temor a que lo estén usando para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que tendrán lugar el próximo 8 de noviembre.

Esta decisión se produjo después de la publicación de correos electrónicos filtrados por WikiLeaks, entre ellos algunos del Comité Nacional Demócrata, que salieron a la luz en julio, justo antes de la convención del partido. De forma más reciente, el portal también filtró una memoria de los correos electrónicos de John Podesta, asesor de la campaña de Hillary Clinton.

El martes, los funcionarios emitieron un comunicado diciendo que el gobierno de Ecuador “respeta el principio de no intervención en los asuntos internos de otros estados” y le había cortado el acceso a internet a Assange porque “en las últimas semanas, WikiLeaks ha publicado una gran cantidad de los documentos, que inciden en la campaña electoral de Estados Unidos”.

La declaración también reafirma el asilo concedido a Assange y reiteró su intención “para salvaguardar su vida y su integridad física hasta que esté en un lugar seguro”.