El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este lunes el fin del embargo que prohibía la venta de armas estadounidenses a un antiguo enemigo: Vietnam.

La decisión fue hecha pública por Obama durante una visita a Hanói, en la que el presidente estadounidense dijo que la medida le permitiría a Vietnam contar con el equipo necesario para su defensa, eliminando de paso “un vestigio de la Guerra Fría”.

“Esta visita deja en claro que nuestros pueblos quieren una relación todavía más cercana”, agregó Obama, quien además insistió en que el levantamiento del embargo militar estadounidense “no está relacionado con China” y sus intentos por consolidarse como la gran potencia militar de la región.