El Presidente Donald Trump ha despedido al director del FBI por su manejo de la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton.

La Casa Blanca sorprendió con el anuncio de que el trabajo de James Comey “se ha terminado y Comey se retira de su cargo”. Los demócratas dijeron que fue despedido porque el FBI estaba investigando los vínculos entre Rusia y la campaña de Trump.

La decisión se produjo porque supuestamente Comey dio información inexacta sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton al Congreso la semana pasada.

El presidente Trump escribió en una carta al señor Comey, que estaba de acuerdo con la recomendación del Fiscal General  de Estados Unidos Jeff Sessions de que ‘no era capaz de dirigir con eficacia la Oficina.’

Sessions dijo que el Departamento de Justicia estaba “comprometido a un alto nivel de disciplina, la integridad y el estado de derecho”, y “se necesita un nuevo comienzo.” La Casa Blanca expresó que la búsqueda de un sucesor comenzaría inmediatamente.

Comey estaba dirigiendo a agentes del FBI en Los Ángeles cuando, según el New York Times, supo que acababa de ser despedido al ver las noticias en la televisión. Comey, de 56 años de edad, al principio pensó que era una broma.