El jefe de aviación civil de Colombia, Alfredo Bocanegra, dijo que una inspección inicial en el lugar indicó que el avión “no tenía combustible en el momento del impacto”.

Las afirmaciones de Bocanegra corroboran una cinta filtrada en la que el piloto puede ser escuchado pidiendo permiso para aterrizar debido a un fallo eléctrico y la falta de combustible. Sólo seis de las 77 personas a bordo sobrevivieron.

“Al llegar a la escena del accidente y haber podido hacer una inspección de todos los restos y partes del avión, podemos afirmar claramente que el avión no tenía combustible en el momento del impacto”, dijo.

En una conferencia de prensa el funcionario agregó:  “Por lo tanto, hemos comenzado un proceso para investigar, para aclarar por qué motivo este avión no tenía combustible en el momento del impacto”.

Al hablar en la misma conferencia de prensa, el funcionario de aviación civil Freddy Bonilla dijo que las regulaciones estipulaban que la aeronave debía tener 30 minutos de combustible extra en reserva para poder llegar a un aeropuerto alternativo en una emergencia.

“En este caso el avión no tenía el combustible para llegar a un aeropuerto alternativo”, dijo.  Agregó: “Los motores son la fuente eléctrica … pero sin combustible, obviamente la fuente eléctrica se habría perdido por completo”.

En la cinta filtrada, el piloto puede ser escuchado advirtiendo de un “fallo eléctrico total” y “falta de combustible”.

Justo antes de que termine la cinta, dice que está volando a una altura de 9.000 pies (2.745m).  El avión se metió en una ladera cerca de la ciudad colombiana de Medellín el lunes.  No hubo explosión, lo que los expertos dicen que también podría indicar una falta de combustible.

Los funcionarios dicen que las “cajas negras” del avión, que registran los detalles del vuelo, serán enviadas al Reino Unido para ser abiertas por los fabricantes, la compañía británica BAE.  Se espera que una investigación completa del accidente tome meses.

Sentido homenaje

Mientras tanto, en el estadio donde se suponía jugaría el Chapecoense contra el Atlético Nacional de Colombia se hizo un sentido homenaje a las víctimas.

Fans del equipo colombiano se presentaron con velas y vestidos de blanco a la misma hora en que se celebraría el partido para recordar a las 71 personas que murieron en la tragedia. Solo seis lograron sobrevivir tras el impacto.