El Banco de Inglaterra ha advertido de los riesgos que existen para la estabilidad financiera tras la votación por el Brexit, y ya ha tomado medidas para liberar hasta 150 mil millones de dólares en préstamos a los hogares y empresas mediante la relajación de los requisitos reglamentarios en el sector bancario.

El Banco modificará las normas sobre reservas bancarias en préstamos a familias y empresas, con la esperanza de mantener la economía en marcha.

La libra llegó al posicionarse a 1,30 por dolar, un nuevo mínimo en los últimos 31 años, ya que los fondos de propiedad niegan que los inversores retiren dinero después de una oleada de solicitudes de reembolso posterior al Brexit.

Tras la publicación de su evaluación semestral de estabilidad financiera el martes, el Banco dijo que los riesgos que se temían antes del referéndum de la Unión Europea habían comenzado a cristalizarse.

Las acciones de los bancos han caído en un 20% desde la consulta, mientras que la libra sigue bajando.

En su informe de estabilidad financiera, el Banco dijo: “El panorama actual de la estabilidad financiera del Reino Unido es un reto”.

Como resultado, el Banco está supervisando una serie de sectores de cerca, incluyendo el crecimiento de los préstamos hipotecarios. Una serie de grandes fondos han prohibido a los inversores retirar sus inversiones.