El Banco Santander, anunció este viernes una reestructuración de su red comercial y de sus servicios centrales, que supondrá el cierre del 13% de sus oficinas en España y el ajuste de su plantilla.

El gigante financiero, presidido por Ana Botín, aún tiene que decidir la cifra en que bajará su número de empleados. El cierre de las sucursales afectará a 450 oficinas que se extienden por toda la geografía española, sobre todo a las más pequeñas, que cuentan con entre uno y tres empleados.

Banco_Santander
El Banco Santander cerrará 450 oficinas en España.

Con esta medida, la entidad apuesta por la transformación comercial, creando una red de oficinas multicanal, enfocada a la atención especializada. Durante 2016 adaptarán 350 sucursales a este nuevo modelo, que esperan que llegue al millar en 2018.

Sin embargo, los sindicatos temen que estos cambios supongan un severo ajuste de plantilla y que también afecte al personal que trabaja en la Ciudad Financiera, establecida en Boadilla del Monte, en Madrid.