El Big Ben, la gran campana del reloj símbolo de Londres, ubicado en el lado noroeste del Palacio de Westminster, será silenciado en 2017, mientras duren una serie de reparaciones urgentes, informó la Cámara de los Comunes.

Una portavoz parlamentaria explicó que la famosa instalación, patrimonio mundial de la humanidad, dejará de repicar y dar la hora “durante varios meses”, y solo habrá campanadas “por acontecimientos importantes”.

La estructura presenta problemas  que ponen en peligro su supervivencia.

Se calcula que el proceso de reparación, costará unos 29 millones de libras y durará unos tres años.