La decisión de aumentar los espacios entre los singulares triángulos de las barras de chocolate Toblerone ha disgustado a los consumidores de Reino Unido, argumentando que les importa el espacio entre las figuras geométricas.

Los fabricantes del producto, Mondelez International, con sede en Estados Unidos, comentaron que habían tomado esta decisión para reducir el peso de las barras de chocolate. La compañía expresó que el cambio de diseño se había realizado para reducir el precio de la chocolatina.

Algunos consumidores han calificado esta elección como una “decisión equivocada” o “estúpida”. Desde la cuenta de Facebook de la compañía publicaron que tenían que escoger entre modificar el diseño de las barras o aumentar el precio, y que de esta forma reducían el peso de 170 a 150 gramos y de 400 a 360 gramos, consiguiendo que el  envase se mantuviera igual.