Este lunes tuvo lugar el debate a cuatro antes de las elecciones generales españolas del 26 de junio. Se trata  de un coloquio histórico, ya que por primera vez el presidente en funciones de España, Mariano Rajoy, se enfrentaba a los tres principales candidatos a presidir el Gobierno: Albert Rivera de Ciudadanos, Pedro Sánchez del PSOE y Pablo Iglesias de Unidos Podemos.

El debate, que será el único de esta campaña electoral, fue organizado por la Academia de Televisión y fue moderado por tres presentadores, de cada una de las cadenas de televisión que participaron en él: Vicente Vallés de Antena 3, Pedro Piqueras de Telecinco y Ana Blanco de Televisión Española.

Durante el coloquio los  candidatos presidenciales se centraron en mostrar sus diferentes y estrategias de Gobierno. El presidente en funciones, Mariano Rajoy, aguantó el tipo ante las críticas sobre su gestión en el Gobierno, aunque a medida que pasaba la velada fue perdiendo fuerza.

Pedro Sánchez, candidato por el PSOE
Pedro Sánchez, candidato por el PSOE

Parece que el acercamiento de posturas sigue siendo una tarea difícil, aunque las encuestas indican que no habrá mayoría absoluta y que cualquier formación de Gobierno en España pasa por un pacto. Pedro Sánchez no pareció mostrar la intención de  unirse a Podemos en una coalición progresista, como demandó Pablo Iglesias. Albert Rivera, tampoco pudo olvidar el apartado de la corrupción en el PP, y sugirió a Rajoy que reflexione la posibilidad de dejar la presidencia del Gobierno.

Durante el debate los candidatos mostraron la visión de cada partido con respecto a temas como la economía, el yihadismo o la independencia de Cataluña. Respecto a la pregunta final, que se refería a con quien pactaría en un futuro Ejecutivo, el más claro ha sido Iglesias que ha ofrecido un Gobierno en coalición con el PSOE.

Rajoy comentó que debe gobernar la lista más votada y la posibilidad de que se pacte una coalición con PSOE y Ciudadanos. Rivera y Sánchez no dijeron cuál sería su pacto preferido para Gobernar pero se distanciaron de Mariano Rajoy.