El debate presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump fue visto por 84 millones de personas en la televisión de Estados Unidos, rompiendo un récord establecido hace 36 años por Jimmy Carter y y Ronald Reagan en 1980.

Clinton y Trump que aspiran a sustituir a Barack Obama en la Casa Blanca, atrajeron a 80,6 millones de televidentes.

Las cifras de audiencia sólo cuentan los que vieron el debate en los 13 canales de televisión de Estados Unidos que lo transmitieron en vivo, lo que significa que la cifra real puede ser mucho mayor.

Se cree que millones de personas también pudieron haber visto el debate en todo el mundo a través de transmisiones en vivo en línea o en los bares o fiestas.

La BBC revela que el proveedor de datos Nielsen dijo que los espectadores se quedaron sintonizados en el debate unos 98 minutos.

Trump dijo a sus seguidores el martes que él sabía que el debate tendría “una de las mayores audiencias en la historia de la televisión”, pero que “respiró profundamente” y “fingí que estaba hablando con mi familia”.

En el año 2015 el Super Bowl ganó la mayor audiencia de televisión de Estados Unidos hasta la fecha cuando 114,4 millones de personas vieron New England jugar con Seattle.

Hay dos debates presidenciales más entre los candidatos – uno el 9 de octubre y otro el 19 de octubre – antes de las elecciones el 8 de noviembre.

El 9 de octubre, Clinton y el Sr. Trump tendrán competencia por la atención de los EE.UU.; pues, los equipos de la NFL Green Bay Packers y los Gigantes de Nueva York estarán jugando al mismo tiempo que el segundo debate.

Los medios de comunicación y las encuestas dan como ganadora del primer debate a Hillary Clinton quien mostró más soltura y dominio de los temas, mientras que Trump se vio enredado en sus propias afirmaciones.

Clinton dijo que Trump “puede ejecutar su campaña y presentarse a sí mismo como elija, pero el punto real es sobre el temperamento y la aptitud y calificación para sostener el trabajo más importante, más difícil del mundo y creo que la gente vio anoche algunas diferencias muy claras entre nosotros”.