El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, explicó que el déficit de la Hacienda pública descendió un 5,16% durante el año 2015, lo que supone casi una décima más que el objetivo que se había pautado desde la Unión Europea.

Pese al fuerte crecimiento de la economía española, las comunidades autónomas no cumplieron con el déficit,  al quedarse en el 1,66%  del PIB cuando se había fijado en el 0,7%. La Seguridad Social tampoco cumplió con los objetivos al tener una deuda del 1,26% frente al 0,6% en que se comprometió a fijarla.

Sí se han ajustado al gasto presupuestario,  la Administración central, que tuvo un déficit de 2,76% frente al objetivo que se había puesto del 2, 9%,  y el superávit de los Ayuntamientos que se fijó en el 0,44%, cuando se les había pedido un balance del 0%.

La diferencia entre los gastos y los ingresos de las administraciones públicas llegó a los 56.608 millones de euros, lo que supone al 5,2% del PIB. Este número supera las previsiones del Gobierno y los expertos. Cristóbal Montoro detallará este jueves las cifras y valorará las advertencias de la Comisión Europea.