El diario Nuevo Día, lanzado apenas hace nueve semanas en Londres, cerrará sus operaciones en los próximos días.
La Editorial Trinity Mirror se negó a hacer comentarios, pero, de acuerdo con la BBC, los informes sugieren las edición final del Nuevo Día saldrá el viernes.
El diario, que salió en febrero, reporta una caída de £ 14,4 millones antes de los impuestos anuales de £ 67.2m.
Se tenía la esperanza de que vendiera cerca de 200.000 copias al día, pero se informó que las ventas han caído a cerca de 40.000.
En su lanzamiento, el Nuevo Día fue anunciado como una publicación políticamente neutral y su editor dijo que estaba dirigido a los lectores que ya no compraban los greandes diarios. Además no tenía un sitio Web.
Dos millones de copias se distribuyeron gratuitamente el día de su salida y costaba entonces 25p las dos primeras semanas, antes de subir a 50p.
Su editora Alison Phillips dijo en febrero que el periódico debía “cubrir noticias importantes de una manera equilibrada, sin decirle al lector qué pensar”. El objetivo del diario era ofrecer “una edición implacable del día” que se pudiera leer en 30 minutos para los lectores con poco tiempo libre.