Steven Woolfe, el diputado europeo que pensaba reemplazar a la renunciante Diana James, está en gravísimo estado, con herida cerebral, después de una trompada de uno de sus colegas esta mañana, en una reunión en el parlamento en la ciudad francesa de Estrasburgo.

Allí se discutía el nuevo liderazgo, luego que James renunciará tras ser insultada en la estación de Waterloo y su marido sufriera serios problemas cardíacos.

La pelea surgió cuando Woolfe admitió primero que él pensaba pasarse a las filas de Theresa May. Y luego decidió ser candidato al liderazgo. Esa situación habría sido la que desató el episodio.

Según testigos, la pelea entre él y un legislador -que nadie quiere aún identificar- se produjo fuera de la reunión de los diputados europeos, después de desafiarse. Se sacaron los sacos de sus trajes y se tomaron a golpes de puños. Woolfe cayó sobre el piso y cuando estaba allí, aún consciente, dijo que había perdido las sensaciones en la parte derecha de su cuerpo. Luego entró en estado de inconsciencia.

Nigel Farage, actual líder en ejercicio técnico, estaba en la reunión en Estrasburgo, el líder en emergencia del UKIP, dijo que “lamenta profundamente que, tras un altercado que tuvo lugar en una reunión del UKIP de diputados europeos esta mañana, Steven Woolfe colapsó y fue llevado al hospital. Su condición es seria”.

Fuentes del Parlamento europeo sostienen que Woolfe sufrió una conmoción que le ha produjo sangrado en el cerebro. Está entre la vida y la muerte y podría ser operado para aliviar la presión en el cerebro.