El FBI reabrió la investigación sobre el servidor de correo electrónico privado que utilizó la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, mientras era secretaria de Estado (2009-2013), informó su director, James Comey.

“A colación de un caso no relacionado, el FBI ha tenido conocimiento de la existencia de mensajes de correo electrónico que parecen ser pertinentes para la investigación”, indicó en una carta Comey dirigida a los presidentes de varios comités del Congreso.