Neymar no jugará con el Paris Saint-Germain (PSG), hasta el comienzo de la Liga francesa el próximo 11 de agosto, según informó este domingo el diario deportivo francés L’Équipe.

Se perderá el próximo amistoso contra el Sydney FC, previsto para el martes en Suzhou (China), y se quedará en Shenzhen junto al defensa Presnel Kimpembe, para completar su preparación, en medio de rumores que apuntan a su posible venta a otro club.

Tampoco jugará la Supercopa francesa (llamada Trofeo de Campeones) contra el Rennes, que se disputará el 3 de agosto en Shenzhen, ya que todavía debe cumplir un partido de sanción que arrastra de la campaña pasada.

El entrenador del PSG, Thomas Tuchel, ya dejó al brasileño fuera de la convocatoria en el partido que su equipo disputó frente al Inter de Milán ayer, sábado, por lo que Neymar se perderá así todos los partidos de la gira asiática del club.

El delantero se perdió la Copa América por una lesión en su tobillo, pero el miércoles el PSG informó que a está al 100%. A pesar de ese anuncio, el ex Barcelona sigue sin entrenar junto al resto de sus compañeros, aunque forma parte de la delegación que trabaja en China de cara a la próxima temporada.

Con 27 años se incorporó una semana tarde a los entrenamientos y si bien su padre y agente aclaró que el PSG estaba al tanto de esto, desde el club lo desmintieron. Tal vez sea esa la razón por la que no fue incluido en la convocatoria. La pretemporada del conjunto parisino culminará el 4 de agosto, mientras que el 31 de julio se incorporarán Thiago Silva, Marquinhos, Angel Di María, Leandro Paredes y Eric Maxim Choupo-Moting, quienes tuvieron más días de descanso por sus actuaciones en las Copas América y África