Cuando faltan menos de cuatro meses para el referendo sobre el Brexit, el Gobierno británico publicó un análisis que asegura que el Reino Unido sería un país “más débil, menos seguro y peor” si abandonara la Unión Europea.

El documento titulado “Alternativas a la pertenencia: posibles modelos para el Reino Unido fuera de la Unión Europea” dibuja un oscuro panorama si el Reino Unido abandona el bloque.

En el informe se dice que “llevaría hasta una década o más negociar un nuevo acuerdo con la UE y reemplazar los existentes acuerdos comerciales con otros países”, y que las nuevas oboigaciones comerciales implicarían “graves riesgos” para los negocios británicos.

El documento fue duramente cuestionado por los ministros de David Cameron que apoyan la salida del Reino Unido, como

El ministro de Trabajo y Pensiones, Iain Duncan Smith, quien afirmó que el Gobierno se encuentra en un estado “de negación” a la hora de valorar los riesgos de continuar en el bloque: “la verdadera incertidumbre es el futuro del proyecto”d e la Unión.