El gobierno polaco va a recurrir la decisión del Tribunal Supremo en contra de la extradición del director de cine, Roman Polanski a Estados Unidos, donde está condenado desde el año 1977 por abuso de menores.

El ministro de Justicia del país polaco, ha anunciado que acelerará el proceso de entrega a las autoridades norteamericanas.

El realizador de 83 años, que reside actualmente en Paris, mantiene una batalla judicial con EE UU que dura ya 40 años, acusado de un terrible delito contra la infancia, de la violación de una niña.