El Gobierno en funciones da por “totalmente rotas” las negociaciones con Unidas Podemos, al considerar “inasumibles” las demandas de la formación morada. Según informan fuentes del Ejecutivo aceptar las peticiones del partido liderado por Pablo Iglesias significaría “crear dos Gobiernos” dentro de uno y dejar en manos de Podemos las políticas sociales y económicas.

Por su parte la formación morada no ha dado por rota las negociaciones y recalcan que este grupo “sigue apostando por un Gobierno de coalición”, aunque han rechazado la que según el Ejecutivo era la última oferta.

El acuerdo se ha enquistado en la negociación del Ministerio de Trabajo, una cartera que ambos partidos querían manejar. Las diferencias en la negociación han provocado discrepancias entre Izquierda Unida y Podemos, por lo que podría producirse una divergencia de votos entre ambas formaciones.

Si de aquí a la votación de este jueves PSOE y Unidas Podemos no acercan posiciones, no se producirá el Gobierno de Coalición en España, lo que prácticamente llevaría a tener que volver a celebrar elecciones.