Este miércoles, el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, dijo que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi fue “un crimen odioso que no tiene justificación”. El príncipe hizo estas declaraciones durante su intervención en Future Investments Initiative en Riad.

Pese a que hay personas que sospechan de que el asesinato pudo ser perpretado por las autoridades saudíes. Sin embargo, el hombre fuerte del Gobierno explicando que “todas las medidas legales necesarias para hacer justicia”.

Se tratan de las primeras palabras que daba el príncipe heredero sobre este tema, desde que Arabia Saudí reconoció el pasado sábado que Khashoggi había muerto dentro de su consulado.