Un hombre de la ciudad de York, que ha sido declarado inocente de una acusación de violación, pero sin embrago ha recibido una orden de notificarle a la policía con 24 horas de anticipación si planea tener relaciones sexuales.

John O’Neill, fue exculpado en 2015 durante un nuevo juicio tras haber alegado que la supuesta víctima había dado su consentimiento de mantener relaciones íntimas con él.

La medida exige que el hombre revele a la policía cualquier actividad sexual planificada. De no hacerlo corre el riesgo de enfrentar hasta cinco años de cárcel.

“Debes hacerlo con al menos 24 horas de anticipación a la realización de alguna actividad sexual”.

Además, establece restricciones en el uso que puede hacer de internet, teléfonos celulares y exige que informe a la policía acerca de cualquier cambio de residencia.

Las órdenes de riesgo sexual fueron instituidas en Inglaterra y Gales en marzo de 2015 y son medidas de carácter civil impuestas por jueces a solicitud de la policía.