En medio del descanso de verano en el Parlamento británico, el Partido Laborista está preparando un pacto con los independentistas escoceses para adelantar las elecciones generales de otoño, mientras que un importante número de diputados contrarios al Brexit duro aboga por un Gobierno de Unidad para frustrar la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Para que alguna de las dos opciones salga adelante, sería necesaria una moción de censura contra el actual primer ministro, Boris Johnson, que muchos dan por hecho que tendrá lugar después del verano.

Como jefe de la oposición, el líder laborista, Jeremy Corbyn, tendrá que ser el encargado de presentar esta moción de censura, que sería posible que ganase con el apoyo de los escaños laboristas e independentistas escoceses, y que incluso respaldarían, algunos diputados tories que no quieren salir de la Unión Europea sin acuerdo, el próximo 31 de octubre.