La carrera por el liderazgo del Partido Conservador ha comenzado con cierta polémica. Michael Gove, que se postulaba como el principal rival de Boris Johnson, se ha visto envuelto en un escándalo al confesar que en el pasado había consumido consumista. Por su parte, Boris Johnson, ha promovido una bajada de impuestos a las rentas altas. El ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, ha visto aumentar sus apoyos, defendiendo un Brexit moderado.

La formación anunció el nombre de las diez personas que han reunido los apoyos necesarios para liderar el Partido Tory. Los dos candidatos que lideraban todas las encuestas están empezando a perder apoyos.

Mientras que Jeremy Hunt, ha visto que han aumentado sus apoyos. La ministra de Defensa, Penny Mordaunt, y la ministra de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, ya han expresado su respaldo a Hunt. Veremos quién será finalmente la persona encargada de liderar al Partido Conservador.