El papa Francisco llamó a los creyentes del mundo a tener prudencia en el manejo de las redes sociales y otros medios de comunicación digitales.

La petición fue hecha en un mensaje con motivo de la Jornada Mundial de la Comunicación Social, que se celebrará el 5 de mayo.
El Papa expresó que “las redes sociales son capaces de promover las relaciones y el bienestar de la sociedad, pero también pueden conducir a una polarización y división de las personas y los grupos”. Fue enfático al decir que con esos medios no se debe dañar a nadie.
Además, afirmó que el mundo digital es “un lugar de encuentro, donde se puede acariciar o herir, donde tener un debate fructífero o llegar a la difamación”.

En las redes digitales, las personas tienen una responsabilidad para el prójimo, dijo, conlleva una gran responsabilidad.