El papa Francisco condenó el atentado en Estambul  que dejó 39 muertos e hizo un llamado a una movilización contra “la plaga del terrorismo”.

“Lamentablemente, la violencia ha golpeado también la pasada noche de parabienes y de esperanza”, declaró Francisco, ante unos 50.000 fieles congregados en la plaza San Pedro durante el tradicional Ángelus.

“Con profundo dolor, expreso mi cercanía al pueblo turco. Rezo por las numerosas víctimas mortales y los heridos y por toda la nación en luto”, agregó el pontífice.

El Papa también lanzó un llamado a que “todos los hombres de buena voluntad” afronten “la plaga del terrorismo y esta mancha de sangre que envuelve al mundo con una sombra de miedo y desconcierto”.

Además  deseó a todos un año de paz: “Queridos hermanos y hermanas, ¡Feliz Año!”, exclamó desde el balcón de la Basílica de San Pedro, donde cada domingo clama el rezo del Ángelus. Francisco destacó que la paz se construye “diciendo ‘no’, con hechos, al odio y a la violencia y ‘sí’ a la fraternidad y a la reconciliación”.