La Semana Santa estimuló el mercado laboral español y bajó el paro registrado en el mes de marzo en 58.216 personas. Sin embargo, aún quedan en España 4.904.770 personas que no tienen empleo. El número de personas que está actualmente trabajando en el País Ibérico también aumentó, ya que las afiliaciones a la Seguridad Social crecieron en 138.086 cotizantes hasta 17,3 millones.

El crecimiento de afiliados a la Seguridad Social supone el tercer mejor mes de marzo de la serie, solo superado por 2015 y 2007. Esta época del año supone el inicio de la buena época para el empleo en el mercado laboral español, ya que marca el inicio de  la temporada turística y aumenta la productividad en el sector agrícola y en el de la construcción.