ACULCO Media -elecciones-generales-2015
Elecciones Generales de España 2015

Este 20 de diciembre se vivieron en España, las que ya son catalogadas como las elecciones más disputadas de la democracia. Como ya indicaban las encuestas la fuerza política ganadora de estas elecciones fue el Partido Popular con  más 7.200.000 sufragios, que se tradujeron en  123 escaños, perdiendo 63 diputados con respecto a las pasados comicios de 2011. En segundo lugar, se sitúa el PSOE con 90 representantes, 20 menos que los que obtuvo en 2011, pero continúa manteniendo el liderazgo en la Oposición. Podemos, es el que está considerado como el partido político triunfador de estas elecciones, al ser una fuerza política emergente y obtener 5.189.333 votos, que se tradujeron en 69 escaños. También ha obtenido un buen resultado el partido de centro, Ciudadanos, con más de 3.500.000 votos y 40 representantes en el Congreso de los Diputados.

El resto de la Cámara Baja se configuró de la siguiente forma: 9 escaños para los nacionalistas catalanes ERC-CATSI con 599.289 sufragios, Democracia y Libertad antigua convergencia de Cataluña, con 565.501 votos consiguió 8 representantes. El Partido Nacionalista Vasco tendrá 3 escaños con 301.585 votos e Izquierda Unida y Unida Popular obtuvieron 923.105 sufragios, alcanzando dos representantes. Por su parte, EH Bildu tendrá dos escaños y CC Partido Nacionalista Canario 1.

¿Ahora qué pasará con el Gobierno de España? Esa es la pregunta que se hacen muchos españoles y para la que los analistas políticos no tienen una respuesta clara. Pese a que el PP ganó las elecciones, para poder gobernar necesita 176 escaños, muchos apostaban por un pacto entre Ciudadanos y el partido conservador, pero aún así tampoco sería suficiente para poder gobernar. Otra alternativa sería una coalición de izquierdas a tres partidos, que podrían ser PSOE, Podemos e Izquierda Unida, pero podría haber dificultades de llegar a un consenso por el referéndum que el partido encabezado por Pablo Iglesias quiere hacer para Cataluña. Esta cuestión también dificulta el pacto con los partidos nacionalistas catalanes. Otra opción sería un acuerdo entre este partido, PP y los nacionalistas catalanes, aunque sería muy difícil por el espíritu centralista de Ciudadanos.  Parece que las únicas alternativas viables son una abstención del PSOE en la investidura de Rajoy o un posible pacto de Gobierno entre los socialistas y PP, algo ante lo que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha mostrado en contra.

Estas elecciones generales pasarán a la historia por marcar un cambio político en España, dejando atrás el bipartidismo y dando paso a la introducción de partidos emergentes, configurando un Congreso de los Diputados más plural que nunca. Además, estos comicios también destacaron por su alta participación, que alcanzó el 73%, cuatro puntos más que en 2011. A partir de ahora toca una ardua tarea de negociaciones entre los distintos partidos políticos para formar Gobierno. Las nuevas cámaras deben constituirse el 13 de enero, si en un plazo de dos meses no se llegara a ningún acuerdo, habría que volver a convocar elecciones.