El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha liberado en la mañana de este miércoles a 100 presos, desde que el pasado abril comenzaran las manifestaciones para acabar con sus doce años de Gobierno autoritario. 

Esta liberación se produce el primer día de las negociaciones que se están llevando a cabo para hallar una alternativa a la profunda crisis política que está teniendo lugar en el país, que ha dejado a 350 fallecidos y más de 50.000 exiliados afectando gravemente a su economía.

El grupo opositor Alianza Cívica ha exigido como condición para iniciar este diálogo la liberación inmediata de los detenidos, que son considerados presos políticos. Durante la mañana decenas de familias llegaron a las puertas de la cárcel La Modelo, al norte de Managua, esperando por la liberación de sus seres queridos.

Había mucha expectación después de que se extendieran los posibles rumores de liberación en la prisión. Ahora habrá que ver cuáles son los avances en las negociaciones.