El príncipe Harry ha arremetido contra los medios de comunicación británicos por la cobertura que han dado sobre su novia Meghan Markle, asegurando que teme por su seguridad y que ha notado “matices raciales”.

El príncipe afirmó que se cruzó una línea al informar sobre su relación con la actriz de 35 años, que vive en Toronto. Esta declaración confirma por primera vez que la pareja tiene una relación.

Desde la Casa Real criticaron“la mancha en la portada de un periódico nacional; los matices raciales de las piezas de comentario; y el puro sexismo y el racismo de los medios de comunicación y los comentarios del artículo web “.

“El príncipe Harry está preocupado por la seguridad de la señora Markle y está profundamente decepcionado de que no haya podido protegerla”, dijo. “No es correcto que unos meses en una relación con él que la sra. Markle debe ser sometida a esta polémica”.

El diario The Sun publicó el pasado miércoles el siguiente título: “No te enamores de mi pequeña hermana Harry, ella sería la próxima princesa insistente”. Además, el viernes, encabezó una historia en su portada: “La novia de Harry en Pornhub”, una referencia al sitio de pornografía en Internet. De momento, desde el famoso tabloide se han negado a hacer declaraciones.