El Real Madrid se prepara para el mundial de clubes, aunque no llega en las mejores condiciones en una hipotética final contra River Plate de Marcelo Gallardo.

El club merengue ha sido el ganador de cuatro de las últimas cinco ediciones de la Champions League, pero transita un camino de cambios desde la partida de dos de los jugadores más importantes: el goleador, Cristiano Ronaldo, y el entrenador, Zinedine Zidane.

La caída ante los rusos fue la peor como local en la historia del Real Madrid en las competiciones europeas. Además, durante el encuentro.

Otro trago amargo que sufrió el equipo del Indiecito ante el CSKA fue la lesión de Gareth Bale, quien ingresó en el comienzo del segundo tiempo y terminó el partido muy dolorido luego de haberse doblado el pie derecho. Por la lesión, debió ser atendido en dos ocasiones. Luego de realizarle estudios, se determinó que el galés tiene una entorsis en el tobillo, por lo que su presencia en el Mundial de Clubes corre peligro.