Por segundo día consecutivo, la aviación siria, apoyada por Rusia ha bombardeado intensamente los barrios rebeldes de Alepo. Estos ataques se están llevando a cabo desde que el régimen de Bashar al Asad, anunciara el miércoles por la noche que se reanudaban las operaciones militares en la segunda ciudad del país, donde viven más de 250.000 civiles.

Las negociaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Rusia en Nueva York terminaron sin haber conseguido ningún avance significativo.

Amar al Semo, responsable del servicio de rescate de defensa civil, informó a Reuters que un escuadrón de cinco aviones de combate ruso sobrevolaron la zona. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos atribuyó esta ofensiva al régimen de Bashar al Assad  y a Rusia, explicando que en la madrugada del viernes hubo unos 30 bombardeos. Este miércoles se iniciaron los bombardeos con la muerte de 45 personas, según informó un médico local.