El rey de España, Felipe VI, comenzó este martes la ronda de consultas para designar a un candidato a presidente del país, si ve que tiene los apoyos necesarios. Esta es la cuarta ronda del año, en un período que ha abarcado siete meses, ya que los partidos no han llegado a un acuerdo para formar Gobierno.

Durante media hora, Felipe VI, ha recibido al diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que concurrió a las elecciones en coalición con el Partido Socialista. El parlamentario comentó que la posición de su partido es no apoyar la investidura como presidente de Mariano Rajoy, que cuenta con el apoyo de los 137 diputados del PP y la abstención de los 32 escaños de Ciudadanos, pero aún le queda el apoyo de siete personas más para poder crear un Ejecutivo.

A las 11.30 de la mañana el Rey recibe al diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, quien concurrió a las elecciones con el Partido Popular. El monarca también se reunirá este martes con Ana Oramas de Coalición Canaria, con Javier Esparza de Unión del Pueblo Navarro y con el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que forma parte de Unidos Podemos. El rey se reúne con los partidos con representación parlamentaria de menor a mayor. La ronda de negociaciones se cerrará este jueves, con Mariano Rajoy, del Partido Popular.