El secretario de Cultura del Reino Unido, John Whittingdale, ha dicho que no tiene la culpa de la decisión de la BBC de retirar el contenido “suave” de su sitio web, incluyendo miles de recetas de cocina. En cambio, apuntó a sus rivales comerciales como los periódicos.

Whittingdale, quien la semana pasada dio a conocer los planes de amplio alcance, incluyendo que la corporación sea más “distintiva” en el llamado libro blanco sobre el futuro de la BBC, ha tratado de distanciarse de la creciente indignación pública sobre los recortes de contenido web.

“No es mi trabajo decirle a la BBC ya sea [o no] si debe poner recetas en su página web”, dijo el ministro este martes.

Una petición para almacenar las recetas de cocina ha sido firmada por más de 100 mil personas.

“Hemos dicho en primer lugar que la BBC tiene que ser más distintiva. Y también tiene que ser sensible a su impacto en el mercado y no estar yendo directamente a competir con otras ofertas comerciales”, indicó el secretario de Cultura.