El subcomandante Marcos, que en 1994 estuvo al frente del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, quedó libre de acusaciones penales, porque un juzgado mexicano  que sobreseyó una causa por motín y terrorismo por prescripción de la acción penal.

“El juez Juan Marcos Dávila Rangel, titular del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Chiapas, informa que decretó el sobreseimiento por prescripción de la acción penal a favor del subcomandante Marcos y 12 personas más”, indicó en un comunicado el Consejo de la Judicatura Federal

Esta decisión judicial está basada en el artículo 101 del Código Penal Federal, que establece que la “prescripción es personal” y para ella bastará “el simple transcurso del tiempo” señalado por la ley.

En mayo de 2014, el líder de los zapatistas anunció que dejaba de ser el vocero del movimiento y dijo que su figura solo fue una “estrategia” para llamar la atención hacia los indígenas.