El Tribunal Supremo de Brasil debate este martes la puesta en libertad del expresidente del Gobierno, Lula da Silva, como respuesta a dos peticiones de habeas corpus presentadas por sus abogados, argumentando que el juez, Sergio Moro, el primero que le condenó fue parcial en su sentencia.

Actualmente, Sergio Moro es uno de los ministros del actual Ejecutivo del país, encabezado por Jair Bolsonaro. El análisis de esta petición empezó en la sede del Tribunal en Brasilia y la decisión sobre el futuro de Lula da Silva corresponderá a cinco jueces.

Lula da Silva lleva 14 meses en prisión. Este debate empezó hace meses y hace unos días que la defensa del expresidente reclamó que los diálogos de Sergio Moro con los fiscales de Lava Jato fueran incorporados a sus argumentos. El expresidente y el Partido de los Trabajadores dicen que su encarcelamiento se debe a una conspiración para quitar el poder a la izquierda.