La Jurisdicción Especial para la Paz, el tribunal de Colombia que se encarga de investigar los crímenes del conflicto armado entre el Estado y la guerrilla de las FARC, va a estudiar un nuevo informe sobre el asesinato continuado de civiles, que fueron presentados después como víctimas de combate.

Este organismo, que surgió de las conversaciones que mantuvieron en La Habana, el Ejecutivo colombiano y la extinta guerrilla, recibió este sábado la documentación de más de 150 casos de ejecuciones extrajudiciales con casi 300 víctimas, que supuestamente fueron perpetradas por la Primera División del Ejército entre 2003 y 2008 en la región del Caribe.

El Colectivo de Abogados José Alvear Rastrepo y la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, presentó el escrito en el que solicitaban el estudio de estos casos. En sus declaraciones explicaron que se ha establecido la responsabilidad penal de los soldados, pero no de los máximos responsables.