El Nobel de la Paz y expresidente de Israel, Simón Peres, murió a los 93 años, después de haber sufrido un accidente cerebrovascular hace dos semanas. Según informaron fuentes del hospital Shiva, sus allegados se despidieron de él en las últimas horas, después de haber empeorado su estado.

Peres recibió en 1994, el Nobel de la Paz, por “su valentía” al abrir oportunidades para para la paz en Oriente Medio. Después de sufrir una recaída el martes por la tarde, sus signos vitales fallaron tras ser desconectado de los dispositivos para alargarle la vida de forma artificial.

El dirigente del Partido Laborista de Israel, Isaac Herzog, afirmó que “el pueblo de Israel y en la diáspora se despide con dolor y amor de un líder”. Por su parte, el conservador, Nafatalí Bennet, expresó que Peres “escribió la historia con sus propias manos”.