Más de 11.000 recetas de cocina que estaban archivadas en la web de la BBC serán eliminadas de la página como parte de una restructuración de la empresa.

La medida forma parte de un plan para recortar £ 15 millones del presupuesto online de la corporación para centrarse en contenidos de servicio a un público distintivo.

Los programas de televisión con recetas serán publicados en Internet, pero sólo se pondrán a disposición del público durante 30 días.

Al parecer los contenidos online tundra que ser “de alta calidad, distintivos, y ofrecer un verdadero valor público”.