La gran ofensiva para reconquistar Mosul, la “capital” del Estado Islámico en Irak comenzó este lunes, tras ser tomada por el ISIS en junio de 2014. Las fuerzas kurdas iniciaron el avance para quitar al Estado Islámico el control de la segunda ciudad de Irak, escogida por Abu Bakr al-Baghdadi, como el lugar para proclamar el ISIS.

Al ataque también se han unido aviones de guerra de la coalición internacional e iraquíes, que han bombardeado la zona de Basiqa, situada a 14 kilómetros al norte de la ciudad. Esta área también está enfrentado el fuego de artillería kurdo e iraquí, informaron militares de Irak.

El primer ministro iraquí Haide al-Abadi, se dirigió al país mediante la televisión, para anunciar que había ordenado el inicio a la batalla sobre Mosul: “El momento de la victoria ha llegado. Hoy he declarado el comienzo de esta victoriosa operación para librarles de la violencia y el terroristas del Daesh”.

El teniente general de Estados Unidos Stephen J. Townsend, que dirige la coalición internacional, expresó que la batalla será “larga y dura, probablemente durará semanas”.