Un gran autobús con forma de túnel y capaz de pasar por encima de otros automóviles y  así resolver el problema del tránsito, debutó de forma experimental en las calles de china.

Así, se mostró al público en un acto de exhibición donde un coche también circuló bajo el gran vehículo para mostrar las posibilidades de la nueva invención.

El colectivo mide 22 metros de largo, 4,8 de alto y 7,8 de ancho.

La idea de este transporte es que pueda esquivar los atascos, lleva años siendo estudiada en China, y este primer vehículo todavía no está preparado ya que tiene dificultades para girar en las curvas, pero ya fue destacado por la prensa local como un gran avance.

Sus desarrolladores confían en poder perfeccionarlo para que en el futuro pueda formar parte de redes de transporte público urbano, con autobuses capaces de transportar hasta 1.200 pasajeros.