El inicio de la alta temporada turística ha mejorado la situación del mercado laboral en España. La encuesta de población activa del segundo trimestre del año ha mostrado que en tres meses la tasa de paro ha bajado un punto porcentual, situándose en el 20%. Se trata del porcentaje de desempleo más bajo desde el verano de 2010, cuando la tasa de paro se situó un poco por encima del 19,5%.

Durante este trimestre el número de parados ha descendido en 216.700 personas, quedándose en 4.574.700. También es la cifra más baja desde el verano de 2010. La ocupación se ha incrementado en 271.400 personas, fijando el número total de ocupados en 18.301.000.

El sector privado ha aumentado en 294.600 personas el número de trabajadores, mientras que el público ha bajado en 38.700. Pese a esta caída del paro, España sigue siendo uno de los más altos de Europa.